• Miquel Martí Codina

Los drones y su particular revolución en el mundo audiovisual

Actualizado: 29 jun

La tecnología avanza sin parar y modifica nuestras vidas día tras día. La aparición de una nueva aplicación móvil, comprar el último modelo de ‘Roomba’ o un reloj que registra datos de tu vida que ni te imaginabas que se podían calcular pueden modificar por completo tus costumbres. Pero hay un mundo tecnológico que está evolucionando a pasos agigantados y muchos no nos damos cuenta: los drones.

Para mucha gente un dron es aquel aparato volador que alguien se lleva a la montaña los fines de semana para hacerlo volar y sacarse unas fotografías. Pero los drones están muy lejos de realizar solamente esta función tan simple. Fijemonos en la guerra de Ucrania, el dron ‘Bayraktar TB2’, de fabricación turca y que están usando las fuerzas ucranianas, ha descolocado por completo al ejército ruso. Ha visto como uno solo de estos drones ha destruido varios tanques provocando así pérdidas logísticas y económicas incalculables.


Otro ejemplo claro lo podemos encontrar en la agricultura. La propia ONU ha incluido los drones como un elemento decisivo para alcanzar los objetivos sostenibles de la agenda 2030. Y es que en poco tiempo han pasado de no tener usos agrícolas a hacer labores de fumigación, monitorización, vigilancia...


Así que como no podría ser de otra manera el campo audiovisual tampoco está escapando de la revolución de los drones, más bien lo contrario, la está sabiendo usar a la perfección. Y es que si uno mira detenidamente cualquier documento audiovisual, sea una película, un vídeo de Youtube, una retransmisión deportiva... Se puede dar cuenta de la cantidad de planos aéreos que existen.


¿PERO CUÁLES SON LOS BENEFICIOS?


Hasta ahora gran parte de estos planos eran filmados desde un helicóptero. Pero un helicóptero es evidentemente inaccesible para un ciudadano de a pie y una gran fuente de gastos incluso para las grandes producciones cinematográficas, hablamos de decenas de miles de euros por día. Además un helicóptero es un aparato limitado, su gran tamaño impide que sea inaccesible a muchos de los lugares que a los directores de cine o creadores de contenido les gustaría. La conducción de un helicóptero no puede ser medida al milímetro, como también gustaría a muchos de los que se recrean en su cabeza con planos aéreos fantásticos.


Es por eso que la evolución de los drones se ha convertido en un triunfo para los creadores de contenido audiovisual. Hay drones capaces de volar a altísimas velocidades y que además su movimiento puede ser controlado con total precisión. Un buen ejemplo es ‘mountain bike’:


Pero es que además como veis el plano se graba desde las mismas calles estrechas por dónde va el ciclista. Y hasta ahora conseguir un plano secuencia así era simplemente ciencia ficción. Un helicóptero no cabría por esas calles, un cámara andante nunca iría a la velocidad de la bicicleta y ningún vehículo capaz de seguir la velocidad de la bicicleta es capaz de mantener la estabilidad de la cámara del dron. De hecho, este mismo año, en el ciclocross de competición, ya se ha experimentado al respecto.

El cine es otro campo audiovisual que tampoco escapa de la innovación de los drones. Muchos recordaréis la primera escena de la película 'Skyfall', protagonizada por Daniel Craig, dónde se utilizaron drones para grabar la espectacular persecución en moto.


Y aún más recientemente pudimos ver su uso en un programa de televisión. TV3 emitía la final del 'talent show' Euforia. Con audiencias brutales la cadena se jugaba muchísimo en esa final, y apostó por un inicio casi 'hollywodiense' a vista de dron.

Como veis cada vez son más los productores audiovisuales que deciden apostar por una tecnología que revolucionará el cine, las retransmisiones deportivas y los programas de televisión. Así que muy atentos a todas las novedades que vayan surgiendo y no seáis impacientes, de bien seguro que pronto habrán drones en Filmo.